Entrevista | 100 ediciones de Cuentos para leer en la casa

0
En su mano la edición número 60, del viernes 2 de julio de 2021, dedicada a Iliana Gómez Berbesí (1951-2021).

El suplemento literario cambia el formato para celebrar… ¡y seguimos!
Textos Gustavo Mérida |Foto Bernardo Suárez

Con ella se habla sabroso. Es guara. De niña su padre le mostró, en su imprenta, cómo se hace para que la gente lea en papel. Coordina el suplemento Cuentos para leer en la casa y en su “gira” de medios, Ovalles fue entrevistada por el equipo audiovisual de la Fundación para la Comunicación Popular CCS, que produce el semanario Ciudad CCS, el cual fue impreso hasta diciembre de 2021, junto con El Especulador precoz, que lleva más de 500 ediciones y la revista Épale CCS, que salió a todo color y en papel glasé en el último cuatrimestre de 2012. Dejando la desmemoria, esta edición que inaugura la centena, tiene la impronta de la diseñadora Tatum Gois, quien con sus palabras describe… lo que describe: “Es un escudo para protegerse de esta realidad nueva que sacude al mundo. Fue en plena pandemia que idear maneras de llevar un poco de belleza a la gente, en tiempos tan particulares, era encontrar en la literatura un maravilloso centro con la cordura. Para mí, en lo personal, es una oportunidad de mantenerme diseñando libros, revistas y productos editoriales que es lo que me vibra en la vida”.

El papel

Laura Nazoa, editora, corrige desde Caracas, a quien escudriña desde un punto en que se puede. Minuciosa, de paso rápido, destaca “el engranaje, bien aceitado, en la elaboración del suplemento”. Otra escritora, tocaya, Laura Antillano, desde Naguanagua, en Valencia, estado Carabobo, asesora la publicación. Antillano, Premio Nacional de Literatura, entre otros reconocimientos, al lado de Luis Alvis “un gran lector”, según Teresa Ovalles, de domingo a domingo, piensan en el suplemento, en cuentos, reseñas, fotos, ilustraciones. Teresa habla mirando la casa de Simón Bolívar, donde se quedó Miranda: “Reivindico el trabajo grupal, en colectivo. Para mí, la elaboración de Cuentos para leer en la casa es un canto a la vida. Y a las letras, a la escritura y a la amistad. Es un trabajo de crecimiento espiritual y literario, que en lo personal, voy a completar con el Diplomado del Cenal (Centro Nacional del Libro), en Narrativa venezolana”.

El estilo

Ovalles canta y ríe. Celebra. Son 100 números, dos años. “También hicimos una edición con las y los alumnos de uno de los talleres literarios que imparte Laura Antillano. Es el único suplemento que existe en el país dedicado solo a cuentos. Para esta edición número 100 tenemos un nuevo diseño, en formato libro, para una lectura más amable, más fácil”.

El colectivo de los cuentos lo integran, además, artistas plásticas, diseñadores, ilustradoras. Malú Rengifo y Pablo García Sanoja formaron parte de la publicación. Freddy La Rosa, nuestro coordinador de diseño en el semanario, estuvo en el equipo fundador. Luis Alvis agrega: “Cuentos para leer en la casa se ha caracterizado por ejercer un criterio amplio y plural en la escogencia de los autores y autoras, y géneros de escritura que en él han sido incluidos. Igualmente, destacables son la presentación gráfica y las ilustraciones que acompañan los textos. Me uno al beneplácito por estos primeros 100 números y agradezco al plantel directivo de Ciudad CCS y a las y los integrantes del equipo responsable por permitirme participar de esta experiencia”.

Nuevas tareas

La periodista Mercedes Elena Chacín Díaz, viceministra de Comunicación Internacional, está muy atareada. Dirige el suplemento y el semanario, está pendiente de la Escuela de Comunicación Popular Yanira Albornoz, también dando clases allí. Ayer, día de cierre del semanario, mientras llovía, en el bullicio de la redacción se mojaban los vaivenes de los cuentos. “Y cuando llueve, más te quiero, y cuando llueve…”.

Maigualida Espinoza Cotty y Javier Véliz ilustran los Cuentos… Para esta edición especial invitaron a la artista plástica Liz Bermúdez. Lorena Almarza también pasó por el suplemento, al igual que Sol Roccocucci.

Espinoza Cotty también escribió: “Es una experiencia que cada semana despierta nuevas ideas para dar paso al acto creativo de transformar una imagen literaria en una interpretación gráfica”. Teresa se refiere a Maigualida con cariño, hablando del color: “Ella trabaja una ilustración que es una filigrana. Si tú observas sus ilustraciones, la conforman miles de detalles”. Sol Linares es el nombre que nombra cuando le pregunto por algún cuento al que le tenga afecto. “Otro que me gustó mucho es uno de Igor Delgado Senior, que se llama Guernica fondo blanco, extraordinario”. Por cierto, lo recomienda ampliamente para el despecho; del despecho a la alegría, recomiendan, también, desde cualquier tarima.

En ciudadccs.info hay mucho que ver. En la pestaña de Publicaciones, están todas las ediciones del suplemento de cuentos en formato PDF. La edición número 99 del viernes 22 de abril trajo a dos rusos y una cubana, Anton Chéjov, Aleksandr Pushkin y María Elena Llana.

Delgado Senior aparece en la edición del viernes 3 de abril de 2020. Caraqueñísimo, el cuento rueda por esa vibración de la que hablaba Tatum Gois: “Mi lengua es ya un ilustrado Larousse de incoherencias, una Enciclopedia Británica que erró los peldaños del afabeto, un carromato sin alcabala entre la mente y los vocablos, y por eso soy capaz de confundir mentiras, improperios y alabanzas”.

Earle Herrera

La edición 85a de enero de este año fue dedicada al profesor y amigo. De su cuento Falsas huidas, este es el final: “Hay dos viajes, dos huidas: una en el delirio que nos lleva a la otra orilla, donde un grupo de pacíficos pescadores nos espera y nos rescata. Con sus redes nos sacan del agua y nos llevan a tierra firme. Nos dan a beber una pócima para la fiebre. La otra huida es en el miedo: noches sin luz, perros que nos ladran en los oídos, ríos de aguas furiosas y piedras enormes, pájaros que emigran imposibles de seguir, peces carniceros al acecho que roen la balsa, sol implacable, fiebre, sudor, desesperanza, y el enemigo esperando tranquilamente nuestro desfallecimiento… Mientras huyamos de esas dos maneras, permaneceremos de este lado del muro, coño”.
_____________

No son puro cuento

Esta edición número 100 trae 15 cuentos. Cortos, de medio aliento, homenajes, querencias, lectura para compartir en la casa. Leer en la cama, reír para no ser energúmenos. En la presentación, Laura Antillano escribe: “Queremos que este suplemento dignifique la aventura de leer y la convierta en manía, en placer, en acto de investigación, en aventura permanente, transformando a quienes se atreven a compartirla en aventureros y aventureras que se lanzan a la búsqueda constante de novedades”. Wilfredo Machado, Sol Linares, Orlando Araujo, Ana María Matute, Alfredo Monterroso, Jean Rhys, León Tolstói, Ana Enriqueta Terán, Juan Armando Epple, Stefania Mosca, Miguel Ángel Jusayú, Concha Espina y Paula Rivero son las y los autores que usted podrá disfrutar desde hoy. “Me hablas y es inevitable que vuelvan a moverse las piraguas”, nos narra Paula Rivero en el último cuento de esta edición especial de 64 páginas.

Teresa, la niña de la imprenta, la guara que amó a Pedro Chacín, la mujer que Chávez besó contundentemente en un cachete, representándonos, anda feliz. Nosotros la acompañamos.