CONVIVIRPARAVIVIR | “Quien maltrata a un animal maltrata a su familia”

0
Dice que la Misión Nevado no está presente en Boconó.

¿Cuántas veces te has preguntado cómo aportar tu acción solidaria y amorosa a la sociedad? ¿Cómo proteger a los animales que no tienen hogar y que piden amor desde su mirada? Existen numerosas formas de hacerlo.

Una de ellas es a través del voluntariado. Hay uno en especial y gratificante: trabajar de forma espontánea para proteger animales.

Presentamos a una mujer que ha dado su vida por la defensa, atención y protección de los animales abandonados, en el municipio Boconó (estado Trujillo). Es Carolina Hantuch. Casada, madre, feliz abuela y jubilada. Nos narra su valiosa labor:

—Por la opinión pública, usted es un ángel guardián de los animales abandonados de Boconó, ¿cómo hace para atenderlos?

—Nací con ese don y Dios me ha permitido estar al lado de estos animales para socorrerlos y brindarles amor. Con mis años a cuestas, no me detengo en esta labor. Cuento con un voluntariado en las comunidades, mi familia me apoya, hasta comerciantes, farmaceutas, productores agrícolas y amas de casa se han sumado a colaborar con la donación de alimentos, medicamentos, champú, jabón, gasas, guantes, alcohol, yodo, envases plásticos para atender a más de 200 perros callejeros y hasta gatos. Por mis propios medios, he realizado esterilizaciones y curaciones. Me han reportado casos de perros y gatos arrollados, desnutridos, maltratados, quemados, heridos… Con todo el amor del mundo, los he atendido y se han recuperado satisfactoriamente.

Me organizo cada día y voy por las calles, avenidas y caseríos para alimentarlos, bañarlos y saber cómo están. Apenas me ven, salen a mi encuentro. Les hablo, comparto con ellos, jugamos y no se apartan de mí.

Este es un trabajo que requiere dedicación, paciencia y vocación. Gracias a algunos programas radiales, participo en jornadas de concientización para que el pueblo boconés se una a esta tarea: en brindarle afecto, alimentación y compasión a un animal que no tiene hogar. No es fácil llegar a una audiencia y transmitir un mensaje como este, debido a que muchas familias, por diversas circunstancias, no tienen cómo atender a un animal y optan por regalarlo o abandonarlo.

Ha atendido a más de 200 perros callejeros.

—¿Existe Misión Nevado en el municipio Boconó?

—No, acá no existe. Tuve la ocasión de viajar a Caracas y reunirme con la Misión Nevado para solicitarles abran una oficina acá en Boconó. Les llevé testimonio documental y fotográfico, de cómo ha sido este trabajo con los animales abandonados. Hasta me puse a la orden para trabajar con ellos.

Hace tres años nos visitó una representación de Misión Nevado. Organizamos mesas de trabajo, les expresamos la gran necesidad de crear casas de abrigo para animales en estado de abandono y organizar espacios de formación, en defensa de los animales. Vieron el trabajo que se ha hecho con las uñas, no hubo respuesta.

Marco que protege a los animales 

Para nuestra entrevistada, se ha hecho justicia a favor de los animales con la Ley para la Protección de la Fauna Doméstica y en Cautiverio: “Esta ley vino a hacer justicia para los animales en situación de vulnerabilidad, víctimas de la violencia y de la indiferencia ciudadana. Un sinnúmero de perros y gatos en estado de maltrato, desnutrición, mortalmente heridos, encadenados y encerrados en terribles condiciones he rescatado y protegido. ¿Cómo denunciar a sus propios agresores?. Con la policía, GNB y Ministerio Público, he sido la voz y la defensora de esos animales que también tienen derecho a la vida. ¡Si somos seres humanos amorosos y espirituales, no podemos permitir que se cometa una injusticia en contra de los animales!”, asevera.

Nuestra entrevistada transmite su alegría y agradecimiento para dar a conocer este trabajo en pro de la defensa de los animales.
“Quiero dejar este mensaje: Organiza un tiempito y apoya de forma voluntaria trabajar por los animales en estado de abandono. No permitas que se cometa atropellos, violencia o sufrimiento. Son seres vivos como tú y yo, merecen ser amados. Si en tu comunidad existen organizaciones que velen por ellos, únete, bríndales atención y adopta”.

CIUDAD CCS / SIBONEY DEL REY