Gerardi Casino y Raydan

0

Félix Gerardi es una caja de sorpresas, si caminas con él por el boulevard te va sacando fotos sin cesar, no puede ver un charco porque le busca la vuelta, es un voyeurista de las aguas estancadas, como él mismo dice: “Cuando llueve salgo corriendo a captar los charcos. Ahora espero la temporada de lluvias”, o sea que en estos días está gozando una y parte de otra. ¡Eso!… el goce, porque además de todas las anteriores es un gozón, y hasta echón, se jactaba cuando la expo de la GAN: “Es la primera vez que en la Galería de Arte Nacional se exhibe un trabajo que viene hecho con un celular”, por eso también, no conforme ahora llevará las travesuras con su celular al casino.

Reflejos de lo urbano es el título de su nueva exposición, hoy viernes 13, en Casino Pavilion, piso 7 del Casino Caracas, avenida Urdaneta, en la Candelaria. Como dice la nota: “Félix Gerardi anda con los ojos puestos en el suelo de Caracas y en sus ruinosas alcantarillas… Va apreciativo también, para hallar en el esperpento lo sublime y lo memorable”.

Carmelo Raydan

Después de 3 meses casi sin salir de casa, solo para comprar ron y cigarros, me animó volver a Gradillas, sin saber sabiendo que me iba a encontrar con una agradable sorpresa, como ver de nuevo a un compañero de estudios de la infancia, 60 años después. Efectivamente, fui a averiguar sobre un profesor que dictaría un curso de historia de la fotografía en la Escuela de Comunicación Popular Yanira Albornoz. Ya en la escuela, al preguntar a Gabriela Ibarra, flamante coordinadora académica, cuando comenzaba el curso, me sorprendió con que se iniciaba ese mismo día y que no tardaría en llegar mi condiscípulo del colegio de los hermanos Maristas de Maracaibo. Raydan, como lo resumió el otro buen amigo Gerardi el año pasado aquí en Ciudad Ccs, es periodista, historiador, investigador, educador y fotógrafo. Y mejor profesor de historia de la fotografía. La clase sobre la foto en el Zulia fue verdaderamente memorable.

Señores del jurado, ahí tienen 2 ejemplares para el próximo Premio Nacional de Fotografía. O uno primero y el otro después. Jajaja.

Humberto Márquez