LIBROS LIBRES | Ensayos de Vladimir Acosta

Gabriel Jiménez Emán

0

En estos días, durante la Feria Internacional de Libro de Venezuela, estuvimos reunidos en la ciudad de Coro entre una fiesta de libros, lecturas, disertaciones, intercambios festivos, reencuentros con escritores de distintas regiones del país. Ha sido maravilloso reencontrarnos con tantos escritores de todas las edades y condiciones, de hacer reconocimientos a sus trayectorias y saber que hay un pueblo en cada región dispuesto al diálogo, al intercambio creador del compartir de saberes. La participación ciudadana y de las instituciones –como el Instituto de Cultura del Estado Falcón y las universidades falconianas se han sumado a esta extraordinaria fiesta de la cultura.

Una de las actividades a donde concurrimos varios escritores y profesores fue la de un foro sobre la obra del escritor venezolano Vladimir Acosta donde participamos Pedro Urbina, Luis Felipe Díaz, Carios Martínez y yo. Ahí desarrollamos varios puntos de vista para acercarnos a una obra que en los últimos años se ha venido desplegando en varias direcciones, donde se incluyen enfoques culturales, literarios, ideológicos e históricos. El motivo esencial de nuestro foro este mes en la Filven Coro fueron enfoques sobre los dos recientes libros de Vladimir: Salir de la colonia (2021) y El monstruo y sus entrañas (2020) obras dignas de ser llamadas proezas intelectuales, en el sentido en que abren una perspectiva novedosa para indagar en la naturaleza de nuestra identidad y en los rasgos que nos caracterizan, contrastadas con aquellas. Mediante un lenguaje de una gran elegancia y claridad, Acosta nos va conduciendo en Salir de la Colonia por los distintos elementos –que él llama “tenazas”, instrumentadas para preparar la dominación de nuestros pueblos. En una primera instancia esa tenaza fue la española durante los siglos dieciséis, diecisiete y dieciocho que producirían la primera mentalidad de colonizados; aparece el complejo tema de la identidad (quiénes somos y qué somos) pasando luego a la observación de la religión católica, cristiana y papista. Después de una observación del idioma español, articula un repaso a las estructuras societarias de aquella época, los complejos sociales, el racismo anti indio y el racismo anti negro. En la parte cuarta del volumen, Vladimir se acerca a la cuarta tenaza de una Europa por definirse, y a la herencia colonial, examinando en esta oportunidad a los empresarios comerciales y a la deuda externa, los bancos, las minas americanas, para luego pasar al liberalismo económico, el culto al libre mercado y a la ideología del progreso, que incluye el fenómeno del “blanqueo” de la población, del poblar despoblando. En el siglo XX el colonialismo se continúa y profundiza con la tenaza imperial estadounidense del imperialismo, la hegemonía mundial y las dictaduras, revueltas y revoluciones, para luego llevar a cabo la reflexión final de modo sintético y admirable. Se trata de un abreboca indispensable para abordar el libro El monstruo y sus entrañas, seguramente el estudio más completo hasta la fecha acerca de la naturaleza cultural, religiosa, social y económica escrito en Venezuela acerca de los Estados Unidos.

Gabriel Jiménez Emán