Exsecretario de Pedro Castillo teme por su vida ante supuestos actos de corrupción

0

Bruno Pacheco, exsecretario del presidente de Perú, teme que sectores políticos atenten contra su vida por estar involucrado en presuntos actos de corrupción

Pacheco: «Temo por mi vida, pero no solo la mía, sino también la vida de mi familia».

25/05/2022.- Bruno Pacheco declaró en una entrevista a la radio local Exitosa, sentir miedo por su vida y la de su familia, tras las averiguaciones de la Fiscalía de Perú, que lo vinculan presuntamente a actos de corrupción, durante su gestión como secretario de Castillo.

«Temo por mi vida, pero no solo la mía, sino también la vida de mi familia. Lamentablemente en el país se han creado dos bandos, unos al lado del Gobierno y otros en contra y, lamentablemente ambos bandos podrían atentar contra mi persona y contra mi vida», dijo Pacheco en la radio.

El exsecretario permanece en la clandestinidad y es requerido por la Fiscalía de Perú para que dé sus declaraciones como presunto miembro de una mafia al interior del Ministerio de Transportes, dedicada a dar concesiones de obras públicas a cambio de sobornos, reseñó el portal de noticias Sputnik.

Según la Fiscalía, esta mafia estaría liderada por el jefe de Estado, quien no está siendo investigado, pues como establece la jurisprudencia peruana, a un presidente no se le puede iniciar procesos judiciales durante el ejercicio de sus funciones en el Ejecutivo.

Pacheco: Personas vinculadas al Gobierno actual buscan atentar contra mi vida
Pacheco: «sectores de la oposición desean matarme para imputarle al Gobierno la comisión de un atentado contra mi vida».

Pacheco denunció a la radio Exitosa, que personas allegadas al gobierno de Pedro Castillo, estarían buscando atentar contra su vida para silenciar lo que tenga que decir sobre los presuntos actos de corrupción donde podrían estarlo vinculando.

Asimismo, indicó que sectores de la oposición desean matarlo para imputarle al Gobierno, la comisión de un atentado contra su vida, como supuesta prueba de la participación del presidente en actos ilícitos.

JOSÉ ANTONIO RAMÍREZ / CIUDAD CCS