La Araña Feminista | Iglesia violadora de niñes

Indhira Libertad Rodríguez Mendoza

0

El día de Reyes Magos de 2002 The Boston Globe publicó una investigación en la que demuestra que entre el 7 y el 10% de los sacerdotes católicos de Boston, eran abusadores sexuales de NNA. La misma les valió el premio Pulitzer de 2003. Magistralmente es llevada al cine en 2015 con el nombre de Spotlight, ganando premios Oscar como mejor película y guion.

Destaco del film y por ende de la investigación, que se ocupa en demostrar no un hecho de pederastia aislado sino un patrón de encubrimiento de la iglesia sobre sus curas criminales, a los cuales trasladaban a otras parroquias de forma sistemática al recibir las denuncias de abuso. Lo otro es el perfil de las “familias en su diseño original” completamente disfuncionales, pobres y vulnerables de las que eran parte las infancias abusadas sexualmente. También refleja con particular dramatismo a les sobrevivientes ya adultes, lo que había sido de sus vidas y cómo aquel crimen les había marcado.

Inspirades en este antecedente, periodistas de Medellín realizan una investigación que publican en 2018 demostrando que 43 curas habían sido denunciados por pederastia y abuso sexual, de los cuales sólo 3 habían sido sentenciados por la justicia ordinaria. Uno de ellos es absuelto por el derecho canónico y vuelto a nombrar en un cargo oficial para trabajar en comunidad y con niñes. Insisten en que si no se conocen más casos es porque la iglesia le paga sumas millonarias a les sobrevivientes antes que pase a la justicia civil, como lo vimos en Spotlight, es parte del patrón en el encubrimiento de la iglesia a sus violadores.

El 19/05 nuevamente la IC en EEUU indemniza por una suma millonaria a 375 víctimas de abuso sexual. El 22/05 la Convención del Sur Texas, Iglesia Evangélica, publica un comunicado (En: https://bit.ly/3PVb2oD) pidiendo perdón a sus víctimas de abuso sexual.

Al final de Spotlight, tras los créditos, aparecen los nombres de 206 ciudades en las que habían sucedido casos similares a los de Boston, ahí vemos a Mérida, Venezuela. El 18/05 se publica que el párroco Henrique Castro de El Tigre, estado Anzoátegui, cumplirá sentencia por 5 años en su casa por haber violado a 2 niños. El 23/05 aparece la noticia de sentencia por 30 años a Monsalve Guerrero, pastor de una iglesia en San Cristóbal, Táchira por abuso sexual a 10 NNA.

Sólo me queda decirle a las iglesias: encárguense de sus violadores y saquen sus rosarios de nuestros ovarios #DerogaciónYa!

INDHIRA LIBERTAD RODRÍGUEZ MENDOZA