La covid 19 no es la única crisis sanitaria en el mundo

0
La delegación venezolana dijo presente en la 75a Asamblea General de la Salud.

La Asamblea Mundial de la Salud, órgano decisorio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se reúne en Ginebra-Suiza, en mayo de cada año con la asistencia de delegaciones de los 194 Estados miembros. Este año, en su 75a edición, comenzó el pasado domingo 22 de mayo y tiene prevista su clausura el 28 del mismo mes. Es la primera Asamblea presencial desde el inicio de la pandemia por covid-19, bajo el lema “Salud para la Paz, Paz para la Salud”.

LA PANDEMIA NO HA TERMINADO

Con estas palabras de advertencia, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, abrió la 75a Asamblea General de la Salud. Es este un mensaje de precaución ante la situación actual de la pandemia de coronavirus, una crisis que “definitivamente, todavía no ha terminado”.

Tedros alertó que los casos reportados están aumentando en casi 70 países del mundo tras unos meses de descenso significativo en fallecimientos y contagios. “Este virus nos ha sorprendido a cada paso, ha sido una tormenta que ha azotado a las comunidades una y otra vez, y aún no podemos predecir su trayectoria ni su intensidad”, remarcó el director.

SOBRE LAS CAMPAÑAS DE VACUNACIÓN

En su discurso de apertura, el director recordó también el impacto de la campaña de vacunación en cada país, el cual ha variado significativamente dependiendo del poder adquisitivo. “Solo 57 países han vacunado a más del 70% de su población; casi todos ellos países de altos ingresos”. En algunos países todavía hay un compromiso político insuficiente para implementar vacunas, y todavía hay brechas en la capacidad operativa y financiera. “En general, seguimos percibiendo dudas entre la población sobre las vacunas, debido a la información equivocada o a la desinformación, en términos generales”.

Tedros ha insistido reiteradamente en que si no se mejora la inmunidad de grupo a través de las vacunas, el mundo se puede enfrentar a “olas de muerte” que pueden “abrumar” los sistemas sanitarios y crear más problemas de salud pública. “Esta pandemia no ha terminado y necesitamos que todos los líderes se pongan al frente para aumentar la inmunidad de la población y llegar a todo el mundo”. También aprovechó su discurso para recordar que el coronavirus no es la única crisis sanitaria del mundo, y que convive con brotes de ébola en República Democrática del Congo, viruela símica y hepatitis de causa desconocida, así como crisis humanitarias complejas en Afganistán, Etiopía, Somalia, Sudán del Sur, Siria, Ucrania y Yemen. Concluyó su intervención diciendo: “Tenemos la posibilidad de elegir. Y hoy y todos los días hay que escoger la salud para lograr la paz y la paz para lograr la salud. ¡Paz! Gracias”:

PRESENCIA DE VENEZUELA EN LA ASAMBLEA

Venezuela participa en esta extraordinaria reunión, como miembro permanente de la OMS. Estuvo presente el representante permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Héctor Constant, quien dio a conocer que el país compartirá el desempeño sobre la covid-19 y denunciará las medidas coercitivas unilaterales que afectan al sistema de salud y los derechos humanos del pueblo venezolano. Asimismo se contó con la presencia del viceministro de Salud Colectiva, Pedro Fernández en representación del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS).

La delegación venezolana encabezada por el Dr. Carlos Alvarado, participó el 25 de mayo en la Asamblea. En su intervención, el exministro de Salud explicó la estrategia del país frente a la pandemia de covid-19, aseverando que los casos de coronavirus han sido controlados gracias a la combinación de una “exitosa campaña” que se aplicó a la población, refiriéndose al 7+7 y la concientización del pueblo sobre la enfermedad. También dijo que más del 90% de la población ha recibido dos o más dosis de vacunas contra el covid-19. Por ser las medidas coercitivas unilaterales que imponen ilegalmente Estados Unidos y los países europeos, uno de los factores que más amenaza la salud de los pueblos, solicitó enérgicamente, por la paz y la salud, que se levanten las medidas coercitivas unilaterales en beneficio de los Derechos Humanos de los pueblos afectados y el respeto al derecho internacional.

CIUDAD CCS / LUCILA CONTRERAS