Tres en 1 | Memorias de un escuálido en decadencia

Revele su rollo: Roberto Malaver

0

Sillas

¡La cosa es con nosotros y nos duele! No podemos sacar a pasear a nuestro interino porque la gente sale a buscar su silla o su ture para lanzárselo. Le han perdido el amor, el entusiasmo, y no son los chavistas los que lo están jodiendo, somos nosotros que tampoco lo soportamos. Desde que el interino dijo que Fabi tenía la nevera vacía, ahí empezamos a sospechar que nos iba a echar una vaina, más nunca habló de la nevera vacía porque claro, qué carajo va a estar vacía. Por eso ahora cuando lo ven por la calle la gente sale a buscar su silla para lanzársela, porque esto no lo aguanta nadie, es decir, al interino. Hay que reconocer que el compañero Manuel –Golpista– Rosales le dio un fuerte apoyo cuando lo abrazó allá en Maracaibo, seguramente al verlo tan solo le dio lástima y se le acercó para que no se sintiera tan abandonado, fané y descangallao. Además, –Golpista– Rosales sabe que él será el candidato de la oposición en el 2024 y no va a perder esa oportunidad de saludar a un voto para esa elección.

Mientras el dictador en su gira va firmando acuerdos y creando nuevas relaciones, el interino cuando sale de gira solo recibe sillas voladoras. Es verdad que el compañero Biden no lo invitó para la cumbre de las sin américas, pero le hizo una llamada que todavía nadie sabe qué fue lo que conversaron, algunos juran que le dijo: “Esta es la última vez que te llamo, si no asumes tu vaina como presidente mira a ver qué carajo haces, porque te quito el apoyo”. Y el hombre salió en gira rumbo a Maracaibo y a Cojedes y fue en Cojedes donde nos echaron esa vaina, y eso que el restaurant donde estaba el interino era del gobernador adeco, es decir del tal Galíndez, quien por lo visto se nota que no nos está apoyando, porque no envió para allá ni a un policía para que defendiera al interino, y allí estaban arrancándole la camisa como si fuera un artista para llevársela como souvenir. La gente anda arrecha con el interino y nosotros también, porque no pasa un carajo. El dictador dándose la gran vida en su gira por todos esos países a los que no visita nadie sino él, y nosotros aquí esperando que pase una vaina que nunca pasa, a pesar de que alguien dice que todo pasa, hasta la uva pasa.

El dictador pareciera que está buscando asilo y no lo quieren en ninguna parte. Porque llegó a Turquía, que ahora tiene otro nombre desde que el dictador llegó allá, y se fue para Argelia, y para Irán, y para Kuwait y para Qatar y agárrenlo que se escapa el dictador. En cambio nosotros aquí seguimos viendo el cóndor pasa. En este momento nadie sabe quién está gobernando este país, y sin embargo las vainas están caminando, parece que cuando no hay presidente, es decir, dictador, las cosas mejoran mucho. Viene la gente y canta y se ve feliz; el que no tiene trabajo, sale a trabajar, en fin, cuando no está el dictador la gente es más feliz y eso tenemos que aprovecharlo nosotros que fuimos tan sinceros. Y ahora no nos quiere nadie porque no tenemos nada que ofrecer y todos nuestros líderes están en el exilio y solo nos quedan aquí Espoleta Allup, Manuel –Golpista– Rosales y Andrés –Acero sin cuenta –Velázquez. Y con ese trío no se llega a ninguna parte.

El papá de Margot estaba viendo el canal ocho cuando anunciaron que el dictador estaba llegando a Qatar. El hombre se puso de pie ante el televisor y dijo: “Déjenlo allá, por favor, quédense con él”. Y después vio que estaba firmando acuerdos en turismo y en otras vainas, y el hombre apagó el televisor y se fue al cuarto y agarró la puerta y le metió ese coñazo tan duro que la vecina gritó: “Sale en gira, gran carajo”.

… Quédate sentado donde estás. Me canta Margot.

________________________________

Retrato Hablado

Rufino Blanco Fombona fue escritor y periodista. Irreverente y polémico. Incluso, escritores españoles e hispanoamericanos lo propusieron como candidato al Premio Nobel de Literatura en 1925, pero la candidatura no prosperó. Escribió las novelas: El hombre de hierro y El hombre de oro. Pero su obra maestra fue Los diarios de mi vida, donde dejó miles de páginas escritas contando sus memorias en otros países donde ejerció como diplomático. Antes, cuando Juan Vicente Gómez llega al poder, y pide ayuda al Gobierno de Estados Unidos, Blanco Fombona, que era secretario de la Cámara de Diputados, escribe y publica una carta protestando acerca de esa decisión porque violaba la soberanía del país. Esa carta le costó vivir en el exilio durante 26 años. Su primer libro fue Trovadores y trovas, publicado en 1899. Estando de cónsul en Filadelfia, escribe el poema Patria y lo envía al concurso que celebraba los cien años del nacimiento de Antonio José de Sucre y gana el primer premio. También fue cronista en El Cojo Ilustrado. Estuvo al frente de la Editorial América y se dedicó a promocionar el pensamiento de Simón Bolívar. Así publicó Discursos y proclamas del Libertador. También recopiló y publicó textos de José Martí, Juan Montalvo y José Enrique Rodó acerca del Libertador. Nació en Caracas el 17 de junio de 1874 y murió en Buenos Aires el 16 de octubre de 1944.

_______________________________________

El viernes de Lira