Candilejas y aplausos | Los tambores repican duro por San Juan Bautista

0
En La Vega y Guarenas veneran al santo. Foto Jacobo Méndez

La festividad comienza en mayo y se intensifica del 23 al 25 de junio, pero la tradición continúa

En muchas regiones de Venezuela se le rinde culto a San Juan Bautista todos los 24 de junio, una festividad que data del siglo XVII, aunque el ciclo de fiestas viene dándose desde principios de mayo, como una especie de antesala.

Los tambores no dejan de repicar para venerar al santo, solicitar favores y hasta pagar promesas. Por algo su veneración y culto es patrimonio cultural inmaterial de la humanidad desde el 14 de diciembre de 2021.

Pero la fiesta no culmina el 24 de junio, día del santo: según el Centro de la Diversidad Cultural, el ciclo de San Juan es hasta el 16 de julio, Día del Carmen.

Adán “Moraíto” Hernández, primer capitán de la cofradía de San Juan Bautista de La Vega, cuenta que este año la fiesta se da desde las 8:00 de la noche del 23, cuando salen con el sangueo para el barrio El Carmen. Luego van a la capilla de El Carmen para hacer la misa y a las 12:00 de la noche repican los tambores, como conmemoración, hasta las 6:00 de la mañana del 24.

“Luego se retoma la fiesta, a partir de las 12:00 del mediodía, en la capilla del mismo barrio, en la calle 7 de Septiembre y, luego el 25 tendremos un encuentro con los San Juanes del suroeste de la ciudad. Estarán las cofradías de la parroquia Antímano y San Agustín del Sur para hacer el sangueo desde las 12:00 del mediodía hasta el encierro a San Juan Bautista, que culmina a las 6:00 de la tarde. Este sería el año 49 en el que se celebra esta fiesta en La Vega”, cuenta Moraíto.

De diferentes maneras rinden tributo a San Juan en esta parroquia, por ejemplo, haciendo ofrendas, cantando, bailando, tocando tambores.

Igualmente muchos hacen su pago de promesas cargando al santo: “Todos alegres, en armonía y en hermandad. Invitados nacionales e internacionales asisten siempre a la fiesta. Esto es un río de gente en el que fácilmente caben 1.500 personas a lo largo de la calle, aunque siento que es incontable los que participan, desde recién nacidos hasta adultos mayores. Toda La Vega se vuelca a celebrar su fiesta”.

El 23 de junio la vestimenta es específica: todos están de blanco en honor a la pureza, paz, tranquilidad y armonía. Mientras que el 24 y 25 los de la cofradía cuentan con franelas blancas distintivas de San Juan Bautista. Sin embargo, la gente puede acudir vestida a su gusto.

Entre los géneros musicales que se pueden escuchar esos días de fiesta están los sangueos para la procesión del santo, luego hacen un paseo por ritmos de la región de Barlovento, estado Miranda, con un toque de tambor de mina y en la noche está el llamado “toque de perra”, sonido propio de La Vega.

Después de las fiestas habrá varios encuentros de San Juan. En La Vega tienen como tradición el encuentro de los santos de los negros el 24 y 25 de julio, una fiesta donde San Juan Bautista y sus panas San Antonio, San Benito, San Pedro, Santa Ifigenia y los diablos de Corpus Christi hacen un encuentro en el que los afrodescendientes son los devotos. Luego continúan por el barrio con las tardes del tambor para fortalecer las escuelas de formación cultural.

Guarenas también tiene su parranda

En Guarenas comenzaron la semana con la misa de las parranditas escolares, que retomaron después de dos años de encierro por la pandemia.

Alexandra Acosta Urbina, miembro de la Parranda San Juan de Guarenas, señala que su principal cofradía queda en el sector conocido como Vuelta de la Olla.

“Aunque ella surge de la Hacienda Casarapa, cuando decae, los parranderos se mudan al pueblo para buscar otro tipo de trabajo y se traen la manifestación. Con la dinámica del cambio de la ciudad, del terremoto, van surgiendo nuevos espacios dentro del pueblo y termina siendo ese el lugar donde hay más parranderos ancestrales”, cuenta Alexandra.

Igual hay otros puntos en Guarenas que son referencia para la manifestación como en la esquina de La Pelota, que fue el primer lugar que llegó el San Juan de Guarenas con la familia Gutiérrez. Luego están los sectores El Parque y Los Totumos.

Ya el 5 de febrero los @sajuanerosenguarenas, en su cuenta de instagram, habían inaugurado la exposición en honor a San Juan Bautista en la Casa de la Cultura de Guarenas.

Alexandra cuenta que esta semana están más activos los integrantes de la parranda con las festividades que se resaltan más el mismo 24 de junio, declarado también como el día más largo del año, posterior al solsticio de verano. Todos le piden protección y salud al santo, y le bailan a los hijos de la comunidad como una especie de promesa.

Los actos religiosos y culturales son los mismos, con repiques de tambores, para celebrar el nacimiento del santo.

Pero esto no se queda aquí. Hasta disco tiene esta tradición y se llama Sanjuaneros de Guarenas, que se bautiza el mismo 24 de junio.
Akilín, director de la librería virtual de ritmos caribeños y venezolanos Looptrópico.org, cuenta que hicieron el registro sonoro de 11 tonadas de San Juan de Guarenas cantadas y ejecutadas por sus propios cultores.

El disco se puede conseguir en las plataformas digitales y en físico con su cofradía, en Guarenas.

Rocío Cazal
rociocazal@gmail.com