Rudy Márquez y el grupo Bacro: 50 años de un concierto histórico

0
La unión de Rudy Márquez y Bacro legó al público venezolano una grabación importante e irrepetible.

El 24 de junio de 1972 se grabó en Caracas el primer disco en vivo del rock venezolano

Rudy Márquez, a comienzos de los años 70, se perfilaba como el máximo exponente del rock en Venezuela, tras la disolución de la mítica banda Los Impala, que logró consolidarse como una de las agrupaciones nacionales más importantes del panorama musical en los años 60, con éxitos consecutivos, giras por Latinoamérica, Europa y miles de copias vendidas por sus producciones discográficas.

En una nueva etapa como solista, grabó un disco que fue un éxito y lo consagró como intérprete de la canción romántica: El vals del padrino Vol I y II, que fue publicado por el sello disquero Top Hits en 1972, en pleno furor de la película El Padrino, filmado por Francis Ford Coppola.

De esta producción sonaron en la radio los temas del lado A: El vals del padrino, Y soñarás, Speak softly love y Marea baja.

Y en el lado B, los temas fueron ejecutados en vivo dentro de los Estudios Continente la noche del 24 de junio de 1972, con el estilo de Rudy y la compañía del grupo Bacro, que se ubicaba entre las mejores bandas de rock en el país.

Sobre la unión con esta banda integrada por Joseíto Romero en la primera guitarra, Ender Parra en la segunda guitarra, Luis Emilio Mauri en el bajo y Gabriel Quintero en la batería, Márquez recuerda haberlos visto actuar por primera vez en un local de Plaza Venezuela.

“Fue en un sitio que no recuerdo muy bien, pero me parece que yo iba a ver a otro artista en esa oportunidad y me llamó muchísimo la atención cuando los vi tocando me dije ¡guao!, esta gente suena estupendamente bien, me sorprendió mucho la guitarra de Joseíto Romero que era espectacular”, expresó Márquez.

El grupo Bacro ha sido considerado por Joseíto Romero como su mejor trabajo porque logró explorar sonidos e interpretó el rock pesado a su manera y rodeado de colegas importantes en el género.

“Bacro es la mejor banda de rock que he tenido en mi vida, empezó como un collage de música que veníamos haciendo con Rudy Márquez y sus shows románticos, tocábamos canciones de Los Impala, teníamos mucha influencia de Humble Pie, Edgar Winter y Santana, era una banda de mucha fuerza; cuando Rudy vino a una presentación de nosotros, quedó muy satisfecho y vino la proposición de grabar un disco en vivo, no quería perderse de aquel sonido que teníamos y además no habíamos grabado nunca”, destacó Romero.

Márquez relató que en esos días la emisora RM Radio, que posteriormente se llamó Radio Capital, contaba con la dirección de Carlos Raybans y Gonzalo Chile Veloz que realizaban conciertos en los Estudios Continente.

“Ellos habían hecho allí una presentación con Las Cuatro Monedas, se grababa en vivo y me pidieron que hiciera un concierto, lo primero que pensé fue en Bacro, entonces hablé con ellos, estuvieron de acuerdo y el resultado fue realmente extraordinario, logramos un sonido impresionante, yo llevé esa producción a muchos países, incluso en Nueva York la puse en un estudio de grabación y los presentes no podían creer que eso se hizo en Venezuela”, señaló.

En su mente guarda la anécdota en la que los integrantes de Bacro le pidieron previamente que al momento de presentarlos no lo hiciera como si fuera su grupo, sino que en esa ocasión iba a ser acompañado por ellos.

Romero comentó que Rudy les consiguió un estudio para ensayar en la Corporación Los Ruices, conocida como TH-La Discoteca.

“Allí pasaban muchos músicos a vernos y nos decían que sonábamos excelente, que éramos un trabuco, pero el dueño de la disquera quería algo más comercial y nosotros no íbamos a tocar como Azúcar, Cacao y Leche o Los Tres Tristes Tigres, entonces Rudy le sugirió a Rickens, que era el apellido del dueño, le vendió la idea sobre incorporar la presentación en vivo en el lado B del disco El vals del padrino y así se dio, se grabó de arriba abajo, sin ninguna desafinación, el sonido es nítido gracias al ingeniero de sonido Michel Chazet y el técnico Julio Anidez; yo siempre le voy a agradecer a Rudy la presentación especial que hizo de mí antes de tocar No tengo a nadie, de Santana”, destacó Romero.

Ante la pregunta sobre si tenían la sospecha de que estaban haciendo historia en el rock venezolano en esa grabación, el cantante de éxitos radiales como El amar y el querer, así como de Háblame suavemente, considera que en ese momento no tenían ese concepto sino hasta que transcurrieron los años. “Hoy la escucho y sé que es una grabación histórica, mucha gente considera que ese concierto de Bacro y yo, es lo mejor que se ha hecho en Venezuela y tengo que reconocer que forma parte de la historia del rock venezolano, de la cual fuimos pioneros importantes”, aseguró.

Aunque solo se incluyeron cuatro temas en el lado B, en total fueron quince canciones interpretadas en vivo, con composiciones propias de Márquez y Bacro, además de Los Beatles, Bill Withers, Carole King, Steppenwolf, entre otras que se pueden adquirir por medio de coleccionistas y melómanos que guardan este registro importante de la música.

En la contraportada del disco se lee un texto escrito por Rudy: “Mi agradecimiento a Joseíto Romero (1a guitarra), Luis Emilio Mauri (bajo), Énder Parra (2a guitarra) y Gabriel Quintero (batería), integrantes del grupo Bacro, sin cuya participación hubiera sido muy difícil lograr este estupendo sonido que se obtuvo en la grabación de mi concierto en vivo por RM Radio, la noche del 24 de junio de 1972, en los Estudios Continente.

Gracias también a Carlitos Raybans por permitirme realizar este concierto y a Michel Chazet por la impecable grabación que logró y sobre todo, gracias a ese público que colmó el estudio y nos hizo pasar una noche verdaderamente inolvidable. Mil gracias a todos”.

EMMANUEL CHAPARRO RODRÍGUEZ | CIUDAD CCS