Fulgencio Obelmejías todavía está activo en el mundo del boxeo

El ahora entrenador es el segundo campeón mundial que tuvo el pueblo de Río Chico

 

El excampeón dice que el kazajo Golovkin gana este sábado su combate contra "Canelo" Álvarez.

 

14/09/2022.-En nuestra redacción del periódico Ciudad Ccs tuvimos la visita del excampeón mundial del peso supermediano (76.2 kilogramos, 168 libras) Fulgencio Obelmejías, quien nos habló de su carrera, de lo emocionante y complicado del mundo del boxeo, especialmente profesional, en el cual estuvo activo por 15 años.

Con la presencia de varios colegas periodistas  y de  Mercedes Chacín, directora de Ciudad Ccs, empezamos la conversa con un tema de actualidad en el deporte de las orejas de coliflor y la nariz chata: para el próximo sábado 17 de este mes se miden por tercera vez el campeón Saúl “Canelo” Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin, quienes acamparan la atención mundial en las divisiones mediano y supermediano, categorías en la cuales tú combatiste, ¿Quién es tu favorito para salir victorioso?

Ante la pregunta, Fulgencio Obelmejías se acomodó, se reclinó en su asiento para soltar sus primeras palabras: "¡Para mí gana Golovkin! Lo vi triunfador en las dos anteriores (peleas), la del 2017 (empate) y 2018 (victoria para el azteca). Aunque han pasado casi seis años desde su último careo. Con todo y que Canelo ha mejorado, creo que al kazajo le queda suficiente fuerza en sus puños para ganar.

E inmediatamente le inquirimos. Y en un ejercicio de imaginación y viaje a través del tiempo, ¿Quién ganaba entre el mejor Obelmejías y el mejor Canelo?

-Hubiese sido una buena pelea. Y sin que me quede nada por dentro, según mi estilo de combate tenía cómo salir victorioso ante los actuales pesos medianos y supermedianos, incluyendo al mexicano de pelo rojizo.

En todo caso, ya faltan pocas horas para dicho pleito…Y como dicen: ¡a la tercera va la vencida!..Y puede ser para el de Kazajistán- afirmó nuestro invitado, Fulgencio José Obelmejías.

En este momento de la entrevista, le recordamos que su viejo conocido Ignacio Beristáin también cree que Golovkin vence a su paisano mexicano.

Este nombre  hace que los ojos de Obelmejías se aviven más, pues le trae recuerdos de sus inicios en el boxeo profesional:- Él, el maestro Nacho, me estuvo entrenando cuando hice campaña en Ciudad de México. Realicé  seis peleas en mi primera gira internacional en México. Las gané todas, además de una que hice en San Diego, California.

CHOQUES TITULARES

Pero antes de continuar en este arranque exitoso de su carrera en el campo rentado, Obelmejías nos contó cómo fue su infancia allá en San José de Río Chico: - Como todo muchacho de pueblo se me iba el tiempo en ayudar a mis padres en las labores del campo. Pero ya entre la extensa familia de los Obelmejías y los Echenique había algunos de practicaban boxeo.

-¿Pero realmente cuándo comienzas a boxear en serio?

Duras batallas tuvo durante 15 años como púgil en el campo rentado.

-Yo llegué a Caracas a los 14 años de edad. Pero como los gimnasios cerraban temprano y tenía que trabajar, fue a comienzos de los años 70 cuando en el Velódromo Teo Capriles se abría el turno de noche. Yo tenía entonces 19 años.

Todo era sacrificio. Pero era lo que yo quería, boxear. Ya venía con la referencia de mis primos boxeadores y, bueno, de alguna manera teníamos la referencia del paisano Vicente Paúl Rondón -nuestro único campeón mundial semicompleto que hemos tenido.

-¿O sea que desde el principio ibas con la idea de ser campeón mundial?

-Claro. Pero antes hice una carrera con la selección de Venezuela que me llevó a representar al país en los Juegos Olímpicos de Montreal (Canadá, 1976). Ya para el año siguiente debuto en el profesional  precisamente en mismo día de mi cumpleaños.

-Tuviste un comienzo excelente. Treinta peleas invicto, de ellas 26 por nocaut. Hasta que recibes tu primer chance campeonil, nada más y nada menos que contra Marvin Hagler. Cuéntanos de las dos oportunidades ante el pelón estadounidense

-La primera fue en Boston. La temperatura en esa ciudad era bajo cero (17 de enero de 1981). Tres días antes de la pelea me contagio con tremenda virosis. El médico que nos acompañaba (Sánchez Meneses) me da a tomar antibiótico. Ya para el tercer asalto yo no podía respirar.

-¿Pero en el tercer y cuarto asalto lo pusiste mal?

-Claro, salí a echar el resto. El hombre se fue sentido al final del cuarto asalto, pero yo estaba ya ahogado. Y en el octavo me apabulló y el referí paró el combate. Pero quedó en el ambiente la duda y para el año siguiente me da otro chance y esta vez no hubo excusas: Hagler fue superior (ganó por KOT en el quinto round).

-¿No pensaste retirarte?

-¡No. Definitivamente no!...Yo quería ser campeón mundial. Para ello había comenzado a hacer carrera en profesional….Subí al peso supermediano (76.2 kilos, 168 libras). Allí me sentía más fuerte y le gané al coreano (Corea del Sur) Chong Pal Park (22-05-1988). Después, enfrento en la primera defensa a otro rival de Corea  (In Chul Baek) y pierdo el título en una pelea durísima. Peleamos once asaltos.

-¿Esa derrota sí marcó tu retiro?

Esta es la clásica guardia que enseña a sus puplilos en su rol de entrenador.

-¡No. Qué va! Yo quería recuperar el título y sé que  podía. Entonces me ofrecieron otro combate contra Tommy Hearns. Pero en el combate con Chul Baek salí lesionado de la costilla izquierda. Todo estaba listo para ir contra Herns, el entonces campeón de la división.

Pero en una sesión de guanteos me resentí de nuevo de la costilla. Me hicieron unos rayos X. El traumatólogo me advirtió: "Sí combates así, la costilla desplazada, con un puño, puede perforar el pulmón. Puedes hasta morir. Entonces, decidí regresar a Venezuela. Al tiempo volví al ring, gané varias peleas y me retiré en el año 1992.

MITOS Y SUPERTICIONES

-En tu extensa carrera como boxeador amateur y profesional recorriste muchos países, ¿Sentiste algún tipo de discriminación racial por tu color de piel o procedencia?

-En mi caso no. Yo recorrí los cinco continentes (América, Europa, Asía, África y Oceanía) y siempre, como campeón o retador reconocido me trataron muy bien.

-Los deportistas en general tienen muchas cábalas o creen en supersticiones. ¿Ese es tu caso?

-Bueno. Yo en Barlovento me hacía mis baños, mis despojos. Mal no me iban hacer. Así que no soy un temático de la superstición….Pero de que vuelan…vuelan.

-Hay otros mitos o leyendas que dicen que no se puede hacer el amor antes de subir a combatir…¿Te pasó alguna vez?

-En mi caso, muy a mi pesar, me mantenía en abstinencia por lo menos 8 días antes….Pero en conversaciones con otros boxeadores (no sé si con las boxeadoras sucede igual), me afirmaban que luego de un combate en la cama, se te afloja todo…pero todo…incluidas las piernas (risas).

-También se dice por allí que tus peleas más duras fueron fuera del ring. Con los promotores, ¿Es cierto?

-Claro. Especialmente con el señor, hoy fallecido, Rafito Cedeño. No me entregó cuentas claras en mis combates por el título ante Marvin Hagler…Pero él no es la excepción. Tienen razón los colegas boxeadores que dicen que los promotores y representantes son duros para negociar.

-Ya para finalizar…tú que hiciste varios cursos de entrenador, que tuviste excelentes entrenadores, ¿Qué ha pasado con nuestro boxeo?

-Ahora tenemos una sola campeona-Mayerlin “La Monita” Rivas-, cuando llegamos a tener cuatro (1971) y cinco campeones (1988) en forma simultánea….En mi trabajo como entrenador en el gimnasio Brígido Iriarte, acá en Caracas, y en Cumaná, vi mucha desidia. Fallamos el boxeo aficionado rotundamente en la pasada olimpiada de Tokio, Japón, 2020.

Falta compromiso. Ya no se ve ese trabajo laborioso de un Pedro Honorio Cuggia, Hely Montes, Ángel Edecio Escobar, Juan Rivas o Luis Barreto, por ejemplo.

   

También quiero enviarle un reconocimiento a las boxeadoras, venezolanas y a nivel mundial. Lo están haciendo muy bien. Su nivel técnico, combativo. No tienen nada que envidiarles a los caballeros sobre el ring.

-¿Estas totalmente retirado del boxeo?

-No. Estoy activo. Ya tengo palabreado un espacio en la urbanización Fuerte Tiuna donde vivo actualmente para instalar un gimnasio de boxeo.

Allí en Fuerte Tiuna resido con mi hija, nieto y ahora hasta una bisnieta. Pero en definitiva, mi labor, mi experiencia quiero dedicársela a enseñar a los nuevos valores. Eso sí, con la entrega para enseñar de los mencionados entrenadores de antaño.

JOSÉ CUEVAS / CIUDAD CCS/ FOTOGRAFÍAS:  ALEJANDRO ANGULO